Normas para el Establecimiento y Funcionamiento de Helipuertos Civiles

NORMAS PARA EL ESTABLECIMIENTO Y FUNCIONAMIENTO DE HELIPUERTOS CIVILES


Ministerio de Fomento. Secretaria de Estado de Infraestructuras y Transportes. Dirección General de Aviación Civil. Subdirección General de Sistemas de Navegación Aérea y Aeroportuarios. BORRADOR DE DICIEMBRE, 1999

CAPÍTULO 1. DEFINICIONES

1.1. DEFINICIONES

1.2. OBJETO

CAPÍTULO 2. CLASIFICACIÓN DE HELIPUERTOS

2.1. CLASIFICACIÓN DE LOS HELIPUERTOS

2.2. HELIPUERTOS DE USO PÚBLICO

2.3. HELIPUERTOS DE USO RESTRINGIDO

2.4. HELIPUERTOS DE USO PRIVADO

CAPÍTULO 3. AUTORIZACIÓN PREVIA

3.1. OBLIGATORIEDAD DE LA AUTORIZACION PREVIA

3.2. SOLICITUD

3.3. SOLICITUD DE USO PÚBLICO

3.4. SOLICITUD DE HELIPUERTO EVENTUAL

3.5. COMUNICACIÓN DE LA RESOLUCIÓN

CAPÍTULO 4. AUTORIZACIÓN DE ESTABLECIMIENTO DE HELIPUERTOS

4.1. AUTORIZACIÓN DE ESTABLECIMIENTO

4.2. ESTUDIO TÉCNICO DEL HELIPUERTO

4.3. SOLICITUD DE MODIFICACIÓN

4.4. DOCUMENTO DE AUTORIZACIÓN

4.5. ENTRADA EN SERVICIO DEL HELIPUERTO

4.6. OBLIGACIONES DEL TITULAR DEL HELIPUERTO

4.7. SEGURIDAD DEL HELIPUERTO

4.8. INSPECCIONES

4.9. ANULACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

4.10. HELIPUERTOS EVENTUALES

CAPÍTULO 5. MANUAL DE FUNCIONAMIENTO DEL HELIPUERTO

5.1. OBLIGATORIEDAD

5.2. CARACTERíSTICAS DEL MANUAL DE FUNCIONAMIENTO

5.3. CONTENIDO DEL MANUAL DE FUNCIONAMIENTO

5.4. USO DEL MANUAL DE FUNCIONAMIENTO

5.5. ENMIENDA DEL MANUAL

CAPÍTULO 6. OPERACIONES

6.1. PROGRAMA DE MANTENIMIENTO

6.2. PERSONAL

6.3. ZONAS PAVIMENTADAS

6.4. ZONAS SIN PAVIMENTAR

6.5. ÁREAS DE SEGURIDAD

6.6. SEÑALIZACIÓN E ILUMINACIÓN

6.7. FUENTE SECUNDARIA DE ENERGÍA ELÉCTRICA

6.8. CRITERIOS DE MANTENIMIENTO DE LAS AYUDAS VISUALES

6.9. CONTROL DE HIELO Y NIEVE

6.10. SALVAMENTO Y EXTINCIÓN DE INCENDIOS

6.11. MANIPULACIÓN Y ALMACENAMIENTO DE SUSTANCIAS Y MATERIALES PELIGROSOS

6.12 PLAN DE EMERGENCIA DEL HELIPUERTO

6.13. PROGRAMA DE AUTO-INSPECCIÓN

6.14. VEHÍCULOS DE SUPERFICIE

6.15. ELIMINACIÓN, SEÑALIZACIÓN 0 ILUMINACIÓN DE OBSTÁCULOS

6.16. PROTECCIÓN DE LAS AYUDAS A LA NAVEGACIÓN

6.17. SEGURIDAD DEL PÚBLICO

6.18. RIESGOS PRODUCIDOS POR AVES

6.19. SUMINISTRO DE INFORMACIÓN SOBRE EL ESTADO DEL HELIPUERTO

CAPÍTULO 7. UTILIZACIÓN DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN TIERRA-AIRE EN AERÓDROMOS CONTROLADOS

7.1. CANAL COMPARTIDO

7.2. AUTORIZACIÓN DEL CANAL COMPARTIDO

7.3. LIMITACIÓN DEL ALCANCE

7.4. NATURALEZA DE LOS MENSAJES Y RENDIMIENTO DEL CANAL

7.5. CARACTERÍSTICAS DE LA EMISIÓN

7.6. OPERADOR

7.7. RETIRADA DE LA AUTORIZACIÓN

7.8. IDENTIFICACIÓN DE LA ESTACIÓN TERRESTRE

CAPÍTULO 8. CONEXIÓN A LA RED AFTN

8. 1. CONEXIÓN A LA RED AFTN

CAPÍTULO APÉNDICE 1.  EJEMPLO DEL CONTENIDO DEL DOCUMENTO DEL PLAN DE EMERGENCIA


CAPÍTULO 1. DEFINICIONES

1.1. Definiciones

Aeródromo. Área definida de tierra o agua destinada total o parcialmente a la llegada, salida y movimiento en superficie de aeronaves.

Helipuerto. Aeródromo o área definida sobre una estructura destinada a ser utilizada, total o parcialmente, para la llegada, la salida o el movimiento de superficie de los helicópteros.

Manual de Operación de Helipuerto. Documento aprobado por la Autoridad Aeronáutica que define los términos en que ha de operar un determinado helipuerto abierto al uso público.

Plan Director. Documento que establece las previsiones de desarrollo de un aeródromo, de modo que pueda tratar eficientemente los futuros incrementos del tráfico aéreo previsibles hasta alcanzar su máxima expansión declarada. Define por fases, tanto el crecimiento de la infraestructura aeronáutica, como de las áreas destinadas a fines y actividades complementarias, e incluso las de uso no específicamente aeronáutico, evalúa las afecciones ambientales en el entorno del aeródromo, propone recomendaciones de uso del suelo compatibles con dichas afecciones, y define los accesos y viales indispensables.

1.2. Objeto

El objeto de las presentes normas es definir los procedimientos a seguir para la obtención de las autorizaciones conducentes a la puesta en servicio de un helipuerto, así como las condiciones de operación y las responsabilidades del operador.

 

CAPÍTULO 2. CLASIFICACIÓN DE HELIPUERTOS

2.1. Clasificación de los Helipuertos

· helipuerto de uso público.

· helipuerto de uso restringido.

· helipuerto de uso privado.

2.2. Helipuertos de uso público

Se clasifican como helipuertos de uso público aquellos en los que cualquier helicóptero que presente

características técnicas apropiadas, está autorizado a usarlo, dentro M horario de operación y acatando las restricciones de operación vigentes.

Los helipuertos abiertos al uso público podrán soportar actividades comerciales, tales como transporte aéreo, taxi aéreo, vuelos panorámicos, trabajos aéreos o escuela.

2.3. Helipuertos de uso restringido.

Se clasifican como helipuertos de uso restringido los que sólo admiten los helicópteros que designe su titular, desarrollando éstos actividades tales como, taxi aéreo, vuelos panorámicos, trabajos aéreos o escuela.

2.4. Helipuertos de uso privado

Se clasifican como helipuertos de uso privado los que sólo admiten los helicópteros designados por su titular, sin que tales helicópteros puedan desarrollar allí actividades abiertas al público en general.

 

CAPÍTULO 3. AUTORIZACIÓN PREVIA

3.1. Obligatoriedad de la autorización previa

La competencia del Estado sobre el control del espacio aéreo conlleva la necesidad de controlar el número, ubicación y características físicas de todo tipo de aeródromos, sean quienes sean los titulares de las diversas competencias sobre los mismos, por lo que, para su establecimiento y funcionamiento, tales infraestructuras requerirán una previa autorización del Ministerio de Fomento.

También se requerirá esta previa autorización para la realización de modificaciones que afecten de manera importante al volumen de actividad aérea a servir.

3.2. Solicitud

La solicitud de la autorización previa se dirigirá al Director General de Aviación Civil y contendrá la siguiente información:

1) Datos de la persona física o jurídica solicitante (Nombre, NIFICIF, dirección postal, teléfono, fax)

2) Actividades previstas para el helipuerto;

3) Estimación de los volúmenes de tráfico;

4) Coordenadas geográficas del emplazamiento;

5) Dimensiones de la(s) área(s) de aproximación final y despegue (FATO) y de toma de contacto y elevación inicial (TLOR tipo de superficie)

6) Direcciones preferentes de operación;

7) Aeronave de diseño;

8) Tipo de helipuerto: helipuerto de superficie, elevado, heliplataforma;

Junto con un plano 1:50.000 en el que se indique el emplazamiento.

3.3. Solicitud de uso público

En el caso de que la solicitud se refiera a un helipuerto abierto al uso público, deberá acompañarse también:

9) un Plan Director del helipuerto, firmado por un facultativo aeronáutico y visado por el correspondiente Colegio Oficial.

3.4. Solicitud de Helipuerto Eventual

En el caso de que la solicitud se refiera a un helipuerto eventual, deberá acompañarse también:

9) Periodo de operación

10) Descripción y situación de los obstáculos

3.5. Comunicación de la resolución.

El Ministerio de Fomento comunicará al solicitante la resolución recaída, en la que deberán exponerse razonadamente los motivos cuando sea denegatoria.

 

CAPÍTULO 4. AUTORIZACIÓN DE ESTABLECIMIENTO DE HELIPUERTOS

4. 1. Autorización de establecimiento

Una vez concedida la autorización previa requerida en el Capítulo 3, el promotor de un nuevo helipuerto podrá solicitar de la Dirección General de Aviación Civil la autorización de establecimiento. Dicha solicitud deberá contener:

1) Domicilio e identificación M solicitante. En el caso personas físicas, la identificación se acreditará mediante copia autenticada del DNI; en el caso de personas jurídicas, se acompañarán copias autenticadas del certificado de inscripción en el Registro de Sociedades y del documento de apoderamiento suficiente;

2) Declaración de nacionalidad en el caso de persona física;

3) Documentos acreditativos de la posesión legal de las áreas requeridas para el establecimiento del aeródromo;

4) Acreditación suficiente de que el solicitante está facultado, para eliminar e impedir la presencia de obstáculos, fijos o móviles, en un círculo de 300 m de radio, concéntrico con la FATO.

5) Declaración sobre las circunstancias locales y urbanísticas;

6) Declaración de las inversiones previstas, del tráfico previsto y de la fecha estimada de terminación de las obras y de la puesta en servicio;

7) Acreditación de la compatibilidad del emplazamiento propuesto para el helipuerto con los Planes Urbanísticos de los municipios en que se ha de ubicar, aportando para ello copias autenticadas de los certificados emitidos por los mismos;

8) Estudio Técnico del helipuerto, firmado por un Facultativo Aeronáutico y visado por el correspondiente Colegio Oficial, cuyo contenido mínimo será el indicado en 4.2.

4.2. Estudio técnico del helipuerto.

El estudio técnico deberá contemplar los siguientes aspectos:

1) Datos del emplazamiento

Coordenadas geográficas, redondeadas al segundo más próximo, del punto de referencia del helipuerto;

Elevación del helipuerto, redondeada al metro más próximo;

Coordenadas UTM y altitudes, redondeadas al metro más próximo, de los puntos centrales de las áreas FATO y TLOF.

2) Análisis de vientos

Determinación de las rosas de intensidades y frecuencias, aportando la base estadística utilizada;

Determinación del coeficiente de utilización U helipuerto para las aeronaves que el helipuerto esté destinado a servir.

3) Estudio de las condiciones meteorológicas de vuelo en la zona de aproximación;

4) Determinación de la temperatura de referencia;

5) Definición de las superficies limitadoras de obstáculos aplicables y determinación de éstos, prestando especial atención a líneas eléctricas, torres de antenas y otros objetos singulares del entorno;

6) Estudio detallado de las características físicas del helipuerto;

7) Estudio de la señalización y otras ayudas visuales, así como descripción de las características y

dimensiones de los elementos utilizados;

8) Medios de salvamento y extinción de incendios a emplear y ubicación de los mismos;

9) Estudio de las operaciones de despegue y aterrizaje;

10) Medio de comunicación a utilizar para la transmisión de los Planes de Vuelo.

4.3. Solicitud de Modificación.

La Dirección General de Aviación Civil determinará los elementos a presentar por el solicitante cuando éste quiera cambiar el tamaño, las construcciones, las instalaciones o la operación del helipuerto.

4.4. Documento de Autorización

El documento que autorice el establecimiento debe contener:

1) la designación del helipuerto;

2) las coordenadas geográficas del punto de referencia del helipuerto;

3) la elevación del helipuerto;

4) las direcciones de aproximación y despegue;

5) Las categorías de aeronaves autorizadas a operar en el helipuerto (por ej.: clase de performance 1, 2 y 3 del Anexo 6 de la OACI;

6) las actividades comerciales, o deportivas, autorizadas.

Esta autorización se entiende sin perjuicio de otras que legalmente fuesen exigibles, y no libera a su tenedor de las cargas que pudieran sobrevenirle al usarla (supresión de obstáculos, ruido aeronáutico, etc).

4.5. Entrada en servicio del helipuerto.

El helipuerto podrá entrar en servicio después de que la Dirección General de Aviación Civil lo haya inspeccionado y haya dado su aprobación.

4.6. Obligaciones del titular del helipuerto.

El titular del helipuerto deberá mantener a éste en condiciones de operar en forma segura, sin degradar el nivel de seguridad inicial. Si las circunstancias lo requiriesen, el titular deberá suspender la operación del helipuerto.

4.7. Seguridad del helipuerto.

4.7.1. El helipuerto deberá estar vallado de modo que se impida el paso de personal no autorizado.

4.7.2. Al personal no autorizado le está prohibido el paso a la zona del helipuerto marcada con el vallado.

4.8. Inspecciones.

4.8. l. la Dirección General de Aviación Civil podrá recabar informes y realizar inspecciones para comprobar que:

1) la configuración y la operación del helipuerto siguen acordes con la autorización concedida;

2) Se cumplen las limitaciones establecidas;

3) El funcionamiento del helipuerto es correcto.

4.8.2. lo indicado en 4.8.1. se entiende sin perjuicio de las competencias de otras autoridades en el cumplimiento de las misiones propias.

4.9. Anulación de la autorización.

4.9.1. la autorización se anulará cuando no se cumplan las condiciones establecidas.

4.9.2. Se dará publicidad a la anulación o extinción de la autorización en la misma forma que al concederla.

4.10. Helipuertos eventuales

4.10.1. Además de los helipuertos permanentes a los que se refieren los párrafos 4.1 a 4.9 anteriores, la Dirección General de Aviación Civil podrá autorizar la utilización de helipuertos eventuales, en el caso de trabajos aéreos asociados a eventos de corta duración o de temporada. la solicitud de esta autorización deberá hacerse con suficiente antelación (deseablemente 90 días) a la fecha prevista para el inicio M periodo de utilización, y deberá ir acompañada del documento acreditativo de la conformidad del propietario del terreno con dicha utilización y con el acceso, al emplazamiento previsto, del personal técnico de la Dirección General de Aviación Civil. A la vista del informe emitido por este personal, el Director General adoptará la decisión que corresponda, mediante resolución motivada.

La solicitud se cursará simultáneamente con la autorización previa descrita en el capítulo 3.

La autorización tendrá en todo caso, carácter técnico-aeronáutico, y no libera a su titular de las restricciones de uso que pudieran imponer otras autoridades competentes en el ejercicio de sus funciones.

 

CAPÍTULO 5. MANUAL DE FUNCIONAMIENTO DEL HELIPUERTO

5.1. Obligatoriedad.

Ningún helipuerto de uso público podrá operar sin la previa aprobación de su Manual de Operación por la Dirección General de Aviación Civil.

5.2. Características del Manual de Funcionamiento.

El Manual de Operación deberá:

1) Estar mecanografiado y firmado por el titular del helipuerto o su representante autorizado;

2) llevar en cada página la fecha de la aprobación inicial o la de la aprobación de la última revisión e incluir un registro de revisión de páginas;

3) Estar estructurado de modo que facilite su elaboración, revisión y aprobación.

5.3. Contenido del Manual de Funcionamiento.

El Manual de Operación deberá incluir:

a) la línea jerárquica de responsabilidad operativa del helipuerto y la correspondiente asignación de responsabilidades;

b) las exenciones de requisitos acordadas para el helipuerto por la Dirección General de Aviación Civil;

c) las limitaciones impuestas por la Dirección General de Aviación Civil por razones de interés general;

d) los procedimientos de operación;

e) Las descripciones de instalaciones, equipos, obstáculos, etc. que se requieran;

f) Los datos que se especifican en el capítulo 2 de las Normas Técnicas de Helipuertos Civiles;

g) Cualesquiera otras cuestiones que la Dirección General de Aviación Civil juzgue necesarias para el interés general.

En cumplimiento de d) y e), el Manual incorporará, como mínimo, lo siguiente:

1) Un mapa con retícula u otro sistema que permita la identificación de lugares y características del terreno en el helipuerto y sus alrededores que sean relevantes para las operaciones de emergencia;

2) El sistema de identificación (cuando proceda) de las FATO y las calles de rodaje (terrestre o aéreo)

3) la situación de cada uno de los obstáculos que necesiten señalización o iluminación;

4) Descripciones relativas a los siguientes aspectos:

- Áreas de movimiento de aeronaves (FATO, TLOF, calles de rodaje y plataforma);

- Área de seguridad;

- Zonas libres de obstáculos;

- Áreas de aterrizaje de emergencia;

- Áreas de despegue interrumpido;

- Caminos de emergencia, vías de servicio;

- Ayudas visuales;

Instalaciones, equipos y personal de salvamento y extinción de incendios;

Seguridad del área de movimiento.

5) Procedimientos relativos a las siguientes cuestiones:

Conservación de las zonas pavimentadas; Conservación de las zonas sin pavimentar; Mantenimiento de las áreas de seguridad; Mantenimiento de la señalización y la iluminación; Salvamento y extinción de incendios; Manipulación y almacenamiento de mercancías peligrosas (cuando proceda); Vehículos terrestres; Eliminación, señalización o iluminación de obstáculos; Protección de las ayudas a la navegación; Suministro de información sobre el estado del aeródromo; Señalización de obras en curso y zonas fuera de servicio.

6) Plan de Emergencia del helipuerto;

7) Programa de Autoinspección.

Para el tratamiento de los puntos 5) a 7) véase el Capítulo 6.

5-4- Uso del Manual de Funcionamiento

Los helipuertos abiertos al uso público o de uso restringido deberán:

1) operar de acuerdo con el Manual de Operación aprobado;

2) mantener en el propio helipuerto, a disposición de los inspectores de la Dirección General de Aviación Civil, una copia completa y actualizada del Manual;

3) facilitar las secciones pertinentes del Manual aprobado al personal del helipuerto responsable de su ejecución.

5.5. Enmienda del Manual.

5.5.1 El Manual de Operación podrá ser enmendado por el Director General de Aviación Civil:

1) bien a petición del titular del helipuerto;

2) bien a iniciativa de la propia Dirección General de Aviación Civil, cuando estime que ello se hace necesario para la seguridad del tráfico aéreo o por razón de interés público.

5.5.2. la solicitud de enmienda presentada por el titular del helipuerto se cursará con una antelación mínima de 30 días respecto de la fecha de entrada en vigor que se proponga.

5.5.3. En caso de denegación de la solicitud de enmienda, el titular del helipuerto dispondrá de un plazo de 30 días, contado a partir de la recepción de la notificación de denegación, para solicitar de la Dirección General de Aviación Civil que reconsidere esta decisión.

5.5.4. Cuando la enmienda sea por iniciativa de la Dirección General de Aviación Civil, se le notificará al titular del helipuerto el contenido de la enmienda y la fecha de entrada en vigor (no antes de 30 días después de la recepción de la notificación) y se le fijará un plazo de 15 días para oponerse total o parcialmente a la enmienda y presentar alegaciones y documentación de soporte. Caso de producirse esta oposición, se suspenderá la fecha de entrada en vigor en tanto no haya decisión final de la Dirección General de Aviación Civil y la notifique al titular del helipuerto expresando la forma final de la enmienda adoptada o su anulación.

5.5.5. No obstante lo dispuesto en 5.5.4., si el Director General de Aviación Civil apreciase la necesidad de una acción urgente para salvaguardar la seguridad del tráfico aéreo o el interés público, podrá imponer una enmienda para que entre en vigor en la fecha de la notificación al titular del helipuerto. A tal notificación le acompañará una breve explicación de las razones para imponer la enmienda con carácter de urgencia. El titular del helipuerto dispondrá de un plazo de 30 días, a contar desde la fecha de la notificación, para solicitar de la Dirección General de Aviación Civil que reconsidere el carácter de urgencia, o la propia enmienda, o ambas cosas; la presentación de esta solicitud no afectará a la vigencia de la enmienda recurrida.

 

CAPÍTULO 6. OPERACIONES

6.1. Programa de mantenimiento

En cada helipuerto de uso público o restringido, se establecerá un programa de mantenimiento, incluyendo cuando sea apropiado un programa de mantenimiento preventivo, para asegurar que las instalaciones se conserven en condiciones tales que no afecten desfavorablemente a la seguridad, regularidad o eficiencia de la navegación aérea.

6.2. Personal

El helipuerto contará con el personal cualificado suficiente para operar de acuerdo con su Manual de Operación y con los niveles de calidad que se indican en este Capítulo.

6.3. Zonas Pavimentadas

6.3.1. El pavimento de toda la zona de movimiento del belipuerto se conservará, y, en su caso, se reparará de acuerdo con los siguientes criterios:

1) la diferencia de altura entre los bordes de zonas pavimentadas contiguas y entre una superficie pavimentada y el terreno sin pavimentar adyacente no superará los 7 centímetros.

2) El pavimento no tendrá hoyos que superen los 7 centímetros de profundidad ni baches cuya inclinación desde cualquier punto del mismo al punto mas cercano del borde sea de 45 grados o más, medidos desde el plano de la superficie del pavimento, salvo, en ambos casos, que la superficie total del bache se pueda inscribir en un círculo de 13 centímetros de diámetro.

3) El pavimento no tendrá ni grietas ni irregularidades en la superficie que puedan interferir el control direccional de las aeronaves.

4) El pavimento tendrá un sistema de drenaje adecuado y estará libre de depresiones para impedir con ello la formación de charcos que oculten las señales o reduzcan la seguridad de los vuelos de las aeronaves.

5) Se eliminarán tan rápida y completamente como sea posible, a fin de minimizar su acumulación, la nieve, nieve fundente, hielo, agua estancada, barro, suciedad, arena, áridos sueltos, escombros, objetos, acumulación de caucho y otros productos contaminantes, salvo cuando se trate de soluciones anticongelantes o arena empleados para el control de la nieve o el hielo.

Todo disolvente químico utilizado para limpiar cualquier zona del pavimento será eliminado cuanto antes, en consonancia con las instrucciones del fabricante del disolvente. Estos productos químicos han de ser aplicados con la debida cautela, a fin de no crear una situación resbaladiza más peligrosa.

No se deberán utilizar aquellos productos químicos que puedan tener efectos perjudiciales sobre la estructura de las aeronaves o los pavimentos, o efectos tóxicos sobre el medio ambiente del helipuerto.

6) Cuando no pueda llevarse a cabo simultáneamente la limpieza de nieve, nieve fundente, hielo, etc., de las diversas partes del área de movimiento, el orden de prioridad deberá ser como sigue, pero puede modificarse, previa consulta con los usuarios del aeródromo, cuando sea necesario:

10 las áreas TLOF en servicio

20 las calles de rodaje que conduzcan a las anteriores

30 las plataformas

40 las restantes áreas

6.4. Zonas sin pavimentar

Se conservarán, y repararán rápidamente, las superficies del área de movimiento, en el caso de que no estén pavimentadas, como sigue:

1) las pendientes que bajan desde los bordes de las superficies compactadas hasta el terreno existente no superarán la relación 2:1.

2) las superficies compactadas tendrán la inclinación o caída adecuada para garantizar un buen drenaje que impida la formación de charcos.

3) las superficies compactadas tendrán la suficiente compactación y estabilidad para permitir que rueden las aeronaves, así como para impedir el desprendimiento o acumulación de materiales de la superficie que pudieran interferir con el control direccional de las aeronaves o con el drenaje.

4) las superficies compactadas deberán estar libres de baches o depresiones de más de 7 centímetros de profundidad o de una anchura que pueda interferir con el control direccional de las aeronaves o causar daños a las mismas.

5) Cualquier escombro o materia extraña será eliminado rápidamente de la superficie.

6.5. Áreas de seguridad

1) las áreas de seguridad se mantendrán limpias y libres de baches, resaltes, depresiones y otras irregularidades de la superficie que supongan un riesgo potenciaL

2) Se drenará cada una de las áreas por pendientes o mediante una red de sumideros para tormentas

.v que impidan la acumulación de agua.

3) las áreas de seguridad serán capaces de resistir, en condición seca, el paso de las máquinas quitanieves, el equipo de salvamento y extinción de incendios de aeronaves y, en ocasiones, el de aeronaves sin que éstas sufran importantes desperfectos.

En las áreas de seguridad no se podrá colocar ningún objeto, excepto aquéllos que sean necesarios por sus funciones. En la medida de lo posible, estos objetos se construirán sobre estructuras frangibles de la menor altura posible con el punto frangible a una altura no superior a 7 centímetros sobre la rasante.

6.6. Señalización e iluminación

6.6.I. Todas las señales instaladas en el helipuerto, tanto las obligatorias como las opcionales, se mantendrán en estado operativo.

6.6.2. Todos los sistemas de luces instalados en el helipuerto, tanto los obligatorios como los opcionales, se mantendrán en estado operativo.

6.6.3. El helipuerto revisará debidamente todos los sistemas de señalización e iluminación que sean de su propiedad. El significado dado en este apartado a la expresión "revisar debidamente" incluye: limpiar, sustituir, o reparar cualquier elemento de la iluminación que falte, esté gastado o no funcione;

mantener cada elemento a la vista y claramente visible; y garantizar que cada elemento proporciona al usuario una exacta y precisa referencia.

6.6.4. Se garantizará que toda la iluminación del helipuerto, incluida la de las plataformas, zonas de aparcamiento de vehículos, carreteras, áreas de almacenamiento de combustible y edificios esté debidamente regulada o apantallada para no interferir con las operaciones de las aeronaves y el control del tráfico aéreo.

6.6.5. Se garantizará que el helipuerto cuente con los medios adecuados para señalizar las obras en curso y las zonas fuera de servicio de conformidad con las Normas Técnicas de Helipuertos Civiles y se especificarán estos medios en el Manual de Operaciones.

Se señalizarán con balizas y luces de fuera de servicio las zonas que, a pesar de ser inadecuadas para el movimiento de las aeronaves, un agujero en una calle de rodaje o plataforma pavimentada o una parte del pavimento que está siendo reparada, aún permitan a las mismas sortear esas partes con seguridad.

Nota.- Cuando una parte de la FATO esté fuera de servicio o cuando una parte importante de la anchura resulte inutilizable se cerrará la FATO o la calle de rodaje.

6.7. Fuente secundaria de energía eléctrica

Generalidades

6.7.1. Deberá proveerse una fuente secundaria de energía eléctrica capaz de satisfacer, por lo menos, los requisitos de las siguientes instalaciones de helipuerto:

a) en los helipuertos controlados, la lámpara de señales y alumbrado mínimo necesario para que el personal de los servicios de control de tránsito aéreo pueda desempeñar su cometido.

b) todas las luces de obstáculos salvo aquellas que hayan sido declaradas no indispensables para garantizar la seguridad de las operaciones de las aeronaves;

c) las luces de aproximación, indicador de pendiente visual, FATO y TLOF, cuando se instalen;

d) el equipo meteorológico;

e) la iluminación indispensable para fines de seguridad, (si se provee);

f) equipo e instalaciones esenciales de las agencias del belipuerto que atiendan a casos de emergencia;

g) iluminación con proyectores de los puestos aislados que hayan sido designados para estacionamiento de aeronaves, (si se proveen); y

h) las radioayudas para la navegación y los elementos terrestres de los sistemas de comunicaciones.

Características

6.7.2. los dispositivos de conexión de alimentación de energía eléctrica a las instalaciones para las cuales se necesite una fuente secundaria de energía eléctrica, deberán disponerse de forma que, en caso de fallo de la fuente normal de energía eléctrica, las instalaciones tengan automáticamente acceso a la fuente secundaria de energía eléctrica.

6.7.3. El intervalo de tiempo que transcurra entre la falla de la fuente normal de energía eléctrica y el restablecimiento completo de los servicios exigidos en 6.7.1, deberá ser el más corto posible y no exceder de 2 minutos, excepto en el caso de las ayudas visuales en un helipuerto con aproximación instrumental, cuyo servicio deberá restablecerse en un tiempo no superior a los 15 segundos.

Para las instalaciones de ayudas o de comunicaciones aeronáuticas, este intervalo no excederá de 15 segundos, aunque, en los belipuertos controlados, las instalaciones de comunicaciones aeroterrestres para el control de aeródromo deberán disponer de continuidad de suministro eléctrico, al menos en los canales de mayor utilización.

6.7.4. los requisitos relativos a una fuente secundaria de energía eléctrica deberán satisfacerse por cualquiera de los medios siguientes:

- Red independiente del servicio público, o sea una fuente que alimente a los servicios del helipuerto desde una subestación distinta de la subestación normal, mediante un circuito con un itinerario diferente del de la fuente normal de suministro de energía, y tal que la posibilidad de un fallo simultáneo de la fuente normal y de la red independiente de servicio público sea extremadamente remota; o

Una o varias fuentes de energía eléctrica de reserva, constituidas por grupos electrógenos, baterías, etc., de las que pueda obtenerse energía eléctrica.

6.8. Criterios de Mantenimiento de las Ayudas visuales

6.8.1. Se considerará que una luz está fuera de servicio cuando su haz principal no conserve la alineación

especificada o cuando su intensidad media sea inferior al 50 % del valor especificado.

6.8.2. Se empleará un sistema de mantenimiento preventivo de las ayudas visuales a fin de asegurar la fiabilidad de la iluminación y de la señalización.

6.8.3. Cuando se efectúen procedimientos en condiciones de mala visibilidad, la autoridad competente deberá imponer restricciones en las actividades de construcción o mantenimiento llevadas a cabo en lugares próximos a los sistemas eléctricos M helipuerto.

6.9. Control de hielo y nieve

6.9.1. En los helipuertos ubicados en lugares donde normalmente se produzcan precipitaciones de nieve y heladas, se dispondrá y aplicará un plan de control de nieve e hielo.

6.9.2. El plan de control de hielo y nieve estipulado en este apartado incluirá instrucciones y procedimientos para:

1) Eliminar o controlar rápidamente, y de la forma más completa posible, la nieve, el hielo y la nieve fundente que haya en el área de movimiento.

2) Quitar la nieve de la superficie M área de movimiento, situándola de forma que todos los rotores de las aeronaves salven el amontonamiento de nieve al circular el tren por cualquier lugar M área de movimiento.

3) Utilizar los productos químicos destinados a eliminar o a evitar la formación de hielo y de escarcha en los pavimentos de los helipuertos cuando las condiciones indiquen que su uso podría ser eficaz. No deben utilizarse productos químicos que puedan tener efectos perjudiciales sobre la estructura de las aeronaves o los pavimentos, o efectos tóxicos sobre el medio ambiente M helipuerto.

4) Comenzar a tiempo las operaciones de control de la nieve y el hielo.

5) Notificar rápidamente, de acuerdo con lo previsto en 6.19., a todos los operadores que utilicen el helipuerto, cuando cualquier porción M área de movimiento, normalmente disponible, no ha sido despejada satisfactoriamente para que sus aeronaves realicen operaciones con seguridad.

6.10. Salvamento y extinción de incendios

Generalidades

6.10.1. Se proporcionarán servicios y equipo de salvamento y de extinción de incendios en los helipuertos de uso público y restringido.

Nota: Pueden designarse organismos públicos o privados, debidamente equipados y situados para prestar los servicios de salvamento y extinción de incendios. Se entiende que el edificio que ocupen estos organismos estará situado normalmente en el helipuerto, aunque no se excluye la posibilidad de que se encuentre fuera M mismo, con tal que el tiempo de respuesta se ajuste a lo previsto.

Nota: Se entiende que lo anterior incluye la disponibilidad de equipos y servicios de salvamento adecuados en los helipuertos situados en las inmediaciones de extensiones de agua, zonas pantanosas u otros terrenos difíciles cuando una parte importante de las operaciones de aproximación o despegue se efectúe sobre dichas áreas. No es necesario que se disponga de equipo especial para la extinción de incendios en extensiones de agua; ello no impide que se proporcione ese equipo donde resultara de uso práctico, por ejemplo, si en dichas áreas hubiese arrecifes o islas.

Nivel de protección que ha de proporcionarse

6.10.2. El nivel de protección que ha de proporcionarse en un helipuerto a efectos de salvamento y extinción de incendios se basará en la longitud M helicóptero más largo que normalmente utilice el helipuerto y de conformidad con la categoría de los servicios de extinción de incendios M helipuerto, según la Tabla 6-1, salvo en el caso de helipuertos sin personal de servicio y con un número reducido de movimientos.

Tabla 6-1. Categoría del helipuerto a efectos del salvamento y extinción de incendios

Categoría del helipuerto

Longitud total del helicóptero

H l hasta 15 m. exclusíve
H 2 de 15 a 24 m. exclusive
H 3 de 24 a 35 m. exclusive

6.10.3. Durante los períodos en que se prevean operaciones de helicópteros más pequeños, la categoría del helipuerto para fines de salvamento y extinción de incendios puede reducirse a la máxima de los helicópteros que se prevea utilizarán el helipuerto durante ese período.

Agentes extintores

6.10.4. De ordinario, en los helipuertos deberán suministrarse agentes extintores principales y complementarios.

6.10.5. El agente extintor principal deberá ser de eficacia mínima de nivel B.

NOTA: NIVELES DE EFICACIA DE LOS AGENTES EXTINTORES PRINCIPALES

Calidad de las espumas.

La calidad de la espuma generada por un vehículo de salvamento y extinción de incendios que utilice alguno de los tipos de concentrados generalmente empleados, afecta considerablemente el control y tiempos de extinción de un incendio de aeronave. Es necesario realizar simulacros de incendio para determinar si un concentrado es adecuado en un entorno aeroportuario. Más adelante se enumeran las especificaciones mínimas relacionadas con las espumas producidas a base de concentrados proteínicos, sintéticos, fluoroproteínicos, fluoroproteínicos formadores de película y concentrados f ormadores de película acuosa. Las especificaciones prevén ciertas propiedades físicas y el rendimiento de las espumas en simulacros de incendio. Todo concentrado de espuma que haya que utilizarse en los vehículos de salvamento y extinción de incendios de aeronaves deberían satisfacer a exceder los criterios en que se basan esas especificaciones a fin de lograr la eficacia de nivel A o B, según corresponda. Además, a fin de poder reducir la cantidad de agua necesaria para la producción de espuma, el concentrado de espuma debería lograr la eficacia de nivel B.

Especificaciones de la espuma

Valor pH. El valor pH es una medida de la acidez o de las propiedades alcalinas de un liquido. Por consiguiente, para impedir la corrosión de las tuberías o los tanques de espuma de los vehículos de salvamento y extinción de incendios, el concentrado de espuma debería ser la más neutral posible y el valor pH debería estar comprendido entre 6 y 8,5.

Viscosidad. la viscosidad de un concentrado de espuma es una indicación de la resistencia a la circulación W liquido en las tuberías de los vehículos de salvamento y extinción de incendios y de la consiguiente entrada en el sistema hidráulico. la medida de la viscosidad de un concentrado de espuma para la temperatura más baja no debería exceder de 200 mm/s. Cualquier valor más elevado impediría la circulación y retardaría la mezcla adecuada con la corriente de agua a no ser que se adoptaran precauciones especiales.

Sedimentación. Pueden formarse sedimentos en las espumas que tengan impurezas o cuando el almacenaje no sea apropiado, en difíciles condiciones meteorológicas y cuando haya variaciones de la temperatura. la consiguiente formación de sedimentos podría influir en la eficacia del sistema de producción de espuma del vehículo o impedir la eficacia de extinción de incendios. En los ensayos por método centrífugo las espumas no deberían contener mas de 0,5% de sedimentos.

Simuladores de incendios Eficacia de Nivel A Eficacia de Nivel B
1. Boquilla (aspiración de aire)
  a)Conductos secundarios Boquilla de espuma "UNI 86" Boquilla de espuma "UNI 86"
  b) Presión en la boquilla 700kPa 700kPa
  c) Régimen de aplicación 4,1 L/min/m2 2,2 L/min/m2
  d) Régimen de descarga 11,4 L/min 11,4 L/min
2. Magnitud de incendio unos 2,8 m2 (circular) unos 4,5 m2 (circular)
3. Combustible (sobre el agua) Keroseno Keroseno
4. Tiempo de prequemado 60 segundos 60 segundos
5. Comportamiento del incendio
  a)  Tiempo de extinción menor o igual a 60 segundos menor o igual a 60 segundos
  b) Tiempo total de aplicación 120 segundos 120 segundos
  c) 25% del tiempo de reignición mayor o igual a 5 minutos mayor o igual a 5 minutos

Método de simulacro de incendio

Objetivo: Evaluar la eficacia de un concentrado de espuma en lo que respecta a:

a) Extinguir un incendio de 2,8 m2 o 4,5 m2, según corresponda.

b) Resistir la reignición por exposición a combustible y calor.

Equipo:

a) Una bandeja circular de acero para incendios de 2,8 m2 o 4,5 m2; las paredes verticales deberían ser de 200 mm.

b) quipo o acceso a las instalaciones para registrar con precisión:

1) la temperatura del aire;

2) la temperatura del agua;

3) la velocidad del viento.

c) Combustible: 100 1 de Avtur (Jet A) para ensayos de eficacia de nivel B; 60 1 de Avtur (jet A) para ensayos de eficacia de nivel A.

d) Tuberías secundarias, corriente directa, boquilla de aspiración de aire.

e) Cronómetro conveniente.

f) Recipiente circular, para reignición de 300 mm (diámetro interior), 200 mm de altura, 2 1 de gasolina o keroseno.

Condiciones preferibles:

a) Temperatura del aire en EC 15

b) Temperatura de la solución en espuma en NC 15

c) Velocidad del viento (mis) 3

9 Procedimiento de ensayo

- Posición de la cámara de ignición manteniéndose la espuma todavía sin mezclar, en dirección contraria a la propagación del incendio, con la boquilla horizontal a una altura de 1 m por encima M borde superior de la bandeja y a una distancia que asegure que la espuma caerá al centro de la bandeja. la tubería podrá moverse en un plano horizontal durante el ensayo.

- Sométase a ensayo el aparato productor de espuma para asegurar:

a) la presión en la boquilla;

b) el régimen de descarga.

- Si se ensaya espuma de eficacia de nivel B, colóquense 100 1 de agua y 100 1 de combustible en la bandeja de 4,5 m2. Si se ensaya espuma de eficacia de nivel A, colóquense 60 1 de agua y 60 L de combustible en la bandeja de 2,8 m2.

- Enciéndase el combustible y permítase que empiece a arder durante 60 segundos antes de que el fuego haya adquirido cuerpo.

- Aplíquese continuamente la espuma manteniendo la presión de la boquilla a 700 kPa durante 120 segundos.

- Regístrese el tiempo de extinción.

- Colóquese el recipiente de reignición M incendio en el centro de la bandeja de ensayo.

- Iníciese la ignición del recipiente 120 segundos después de terminar la aplicación de la espuma.

- Regístrese el momento en que el 25% de la zona de combustible está de nuevo involucrada en el incendio.

6.10.6. El agente extintor complementario deberá ser:

a) C02; o

b) productos químicos secos en polvo; o

c) hidrocarburos halogenados; o

d) una combinación de estos agentes.

Al seleccionar productos químicos secos en polvo, para utilizarlos juntamente con espuma, deben extremarse las precauciones para asegurar la compatibilidad de ambos tipos de agentes.

6.10.7. las cantidades de agua para la producción de espuma y los agentes complementarios que han de proporcionarse deberán estar de acuerdo con la categoría del helipuerto determinada en 6.10.2 y la Tabla 6-2 o la Tabla 6-3 que corresponda.

6.10.8. En los helipuertos de superficie se permite sustituir hasta el 100% del agua para la producción de espuma por agentes complementarios.

A los efectos de sustitución de los agentes, deberán emplearse las siguientes equivalencias:

1 kg de productos químicos en polvo o 1 kg de hidrocarburos halogenados o 2 kg de CO2 1,0 L de agua para la producción de espuma de eficacia de nivel A
1 kg de productos químicos en polvo o 1 kg de hidrocarburos halogenados o 2 kg de CO2 0,66 L de agua para la producción de espuma de eficacia de nivel B

  Las cantidades de agua especificadas para la producción de espuma se basan en un régimen de aplicación de 8,2 LIminIm2 para una espuma de eficacia de nivel A y de 5,5 llminIm2 para una espuma de eficacia de nivel B.

Tabla 6-2. Cantidades mínimas utilizables de agentes extintores

Espuma de eficacia B

Agentes complementarios

Categoria del helipuerto Agua (L) Régimen de descarga solución de espuma/min (L) Productos quimicos en polvo (Kg) Hidrocarburos halogenados(Kg) CO2 (Kg)
(1) (2) (3) (4) (5) (6)
H1 500 250 23 23 45
H2 1000 500 45 45 90
H3 1600 800 90 90 180

Tabla 6-3. Cantidades mínimas utilizables de agentes extintores para helipuertos elevados

Espuma de eficacia B

Agentes complementarios

Categoria del helipuerto Agua (L) Régimen de descarga solución de espuma/min (L) Productos quimicos en polvo (Kg) Hidrocarburos halogenados(Kg) CO2 (Kg)
(1) (2) (3) (4) (5) (6)
H1 2500 250 45 45 90
H2 5000 500 45 45 90
H3 8000 800 45 45 90

6.10.9. El régimen de descarga de la solución de espuma no deberá ser inferior a los regímenes indicados en la Tabla 6-2 o en la Tabla 6-3, según corresponda. Deberá seleccionarse el régimen de descarga de los agentes complementarios que conduzca a la eficacia óptima del agente utilizado.

6.10.10. En los helipuertos elevados, se deberá proporcionar por lo menos una manguera que pueda descargar espuma en forma de chorro a razón de 250 L/min. Además, en los belipuertos elevados de Categorías 2 y 3, se suministrarán como mínimo dos monitores que puedan alcanzar el régimen de descarga exigido y que estén emplazados en diversos lugares alrededor del helipuerto de modo tal que pueda asegurarse la aplicación de espuma a cualquier parte del helipuerto en cualesquiera condiciones meteorológicas y minimizando la posibilidad de que se causen daños a ambos monitores en un accidente de helicóptero.

Equipo de salvamento

6.10.11. El equipo de salvamento de los helipuertos elevados se almacenará en una parte adyacente al helipuerto.

Tiempo de respuesta

6.10.12. En el Manual de Operación del Helipuerto se fijará como objetivo operacional del servicio de salvamento y extinción de incendios un tiempo de respuesta inferior a 2 minutos, en condiciones óptimas de visibilidad y estado de la superficie. Por tiempo de respuesta se entiende al intervalo de tiempo que transcurre desde la llamada inicial al servicio de salvamento y extinción de incendios y el momento en el que el primer vehículo del servicio está en condiciones de aplicar la espuma a un régimen por lo menos igual al 50% del régimen de descarga especificado en la Tabla 6-2.

6.10.13. En los helipuertos elevados, el servicio de salvamento y extinción de incendios deberá estar disponible en todo momento en el mismo helipuerto o en sus proximidades, cuando haya movimiento de helicópteros.

6.11. Manipulación y almacenamiento de sustancias y materiales peligrosos

6.11.1. En los helipuertos donde haya manejo de carga aérea, se establecerán y aplicarán procedimientos para la protección de personas y bienes durante la manipulación y almacenamiento de cualquier material regulado por el Reglamento Nacional Sobre el Transporte sin Riesgos de Mercancías Peligrosas por Vía Aérea que vaya a ser, o esté destinado a ser, transportado por vía aérea, o proceda de un transporte de esta naturaleza.

Estos procedimientos se basarán en el mencionado Reglamento y en las vigentes Instrucciones Técnicas para el Transporte sin Riesgos de Mercancías Peligrosas por Vía Aérea y, como mínimo, contemplarán lo siguiente:

1) El personal asignado a la recepción y el manejo de las sustancias y materiales peligrosos;

2) Garantías del expedidor o consignatario de que la carga se pueda manejar con seguridad, incluyendo cualquier procedimiento especial de manejo exigido por la normativa vigente.

3) Zonas especiales para el almacenamiento de materiales peligrosos durante su permanencia en el helipuerto.

6.11.2. El titular del helipuerto deberá establecer y mantener normas aceptables por la Dirección General de Aviación Civil para la protección contra incendios y explosiones en el almacenamiento, expedición y manejo de combustibles, lubricantes, y oxígeno (que no sean artículos y materiales destinados a ser carga aérea) en el helipuerto. Estas normas harán referencia a las instalaciones, procedimientos y formación del personal y cubrirán como mínimo los siguientes puntos:

1) Puesta a tierra y continuidad eléctrica.

2) Protección del público.

3) Control de acceso a las zonas de almacenamiento.

4) Seguridad contra incendios en los tanques de combustible y zonas de almacenamiento.

5) Seguridad contra incendios en unidades de abastecimiento móviles, fosos y armarios de abastecimiento.

6) Formación U personal de abastecimiento de combustible en seguridad contra incendios.

6.11.3. En lo relativo a los combustibles, se estará a lo dispuesto en las normas vigentes sobre suministro de combustible de uso en Aviación Civil.

6.12. Plan de Emergencia del Helipuerto

6.12.1. En todo helipuerto abierto al uso público se establecerá un Plan de Emergencia que guarde relación con las operaciones de aeronaves y demás actividades desplegadas en el helipuerto. El Plan habrá de ser aprobado por la Dirección General de Aviación Civil.

la finalidad de tal planificación consiste en reducir al mínimo las repercusiones de una emergencia, especialmente por lo que respecta a salvar vidas humanas, evitar daños a las propiedades M helipuerto y no interrumpir las operaciones de las aeronaves.

6.12.2. El Plan de Emergencia del Helipuerto deberá prever la coordinación de las medidas que deben adoptarse frente a una emergencia que se presente en el helipuerto o en sus inmediaciones.

Algunas de las emergencias a prever son las siguientes:

1) Emergencias que afectan a las aeronaves.

2) Casos de sabotaje, incluyendo amenazas de bombas.

3) Incidentes debidos a mercancías peligrosas.

4) Incendios estructurales.

5) Catástrofes naturales.

6) Incidentes radiológicos.

7) Actos de apoderamiento llícito de aeronaves.

8) Cortes de energía a los sistemas de iluminación del área de movimiento.

9) Situaciones de salvamento en el agua.

6.12.3. El plan deberá coordinar la intervención o participación de todas las entidades existentes que, a juicio del titular del helipuerto, pudieran ayudar a hacer frente a una emergencia.

Entre dichas entidades pueden citarse las siguientes:

En el helipuerto: la dependencia de control de tránsito aéreo (caso de helipuerto controlado), los servicios de salvamento y extinción de incendios, la administración del helipuerto, los servicios médicos y de ambulancia, los explotadores de aeronaves, los servicios de seguridad y la policía.

Fuera del helipuerto: los cuartelillos de bomberos, la policía, los servicios médicos y de ambulancia, los hospitales, las entidades militares y las patrullas portuarias o guardacostas.

6.12.4. El plan deberá prever, de ser necesario, la cooperación y coordinación con el centro coordinador de salvamento.

6.12.5. El documento donde figure el plan para casos de emergencia en los helipuertos deberá incluir, como mínimo, lo siguiente:

a) tipos de emergencias previstas;

b) entidades que intervienen en el plan;

c) responsabilidad que debe asumir y papel que debe desempeñar cada una de las entidades, el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mando, en cada tipo de emergencia;

d) En la medida de lo posible, medidas para los servicios médicos, incluyendo el transporte y asistencia médica para el máximo número de personas que puedan transportarse en la aeronave comercial más grande que razonablemente pueda ser utilizada en el helipuerto.

e) los nombres, direcciones, números de teléfono y capacidad de los servicios de urgencia de cada hospital y centro médico, y la dirección M trabajo y los números de teléfono M personal médico en el helipuerto o en las comunidades que lo utilizan, dispuestos a proporcionar asistencia médica o transporte.

f) los nombres, direcciones, números de teléfono de cada equipo de salvamento, servicio de ambulancias, instalación militar u organismo oficial en el helipuerto o fuera M mismo, dispuestos a proporcionar asistencia médica o transporte.

g) Un inventario de los vehículos de superficie y aeronaves que los servicios, organismos y personal incluidos en e) y f), proporcionarían para transportar a las personas heridas o muertas a lugares M helipuerto o fuera M mismo.

h) los hangares, u otros edificios tanto M helipuerto como fuera M mismo, que se habilitarían para alojar a los muertos, heridos o ilesos.

i) Control de masas, especificando el nombre y dirección de todos los servicios de seguridad y fuerzas M orden dispuestos a prestar ayuda en el control de masas en el caso de una emergencia en el helipuerto.

j) La retirada de aeronaves averiadas incluyendo, en la medida de lo posible, dirección y número de teléfono de los organismos responsables y capaces de retirar las aeronaves.

k) un mapa cuadriculado M helipuerto y de sus inmediaciones.

En el Apéndice 1 se da un ejemplo del contenido del documento del plan de emergencia.

6.12.6. El Plan de Emergencia deberá contemplar los procedimientos y medios necesarios para:

1) la organización, transporte y asistencia ambulatoria de los supervivientes heridos o ilesos M accidente.

2) la retirada de las aeronaves averiadas.

3) El funcionamiento de los sistemas de alarma de emergencia.

4) la coordinación de las funciones M helipuerto y de la torre de control relativas a las actuaciones de emergencia.

5) la notificación a los servicios, organismos y personas con responsabilidades según el plan, M lugar en donde se ha producido el accidente, el número de personas involucradas en él, o cualquier otro dato necesario para cumplir con sus responsabilidades, tan pronto como esa información esté disponible.

6) En la medida de la posible, el salvamento de las víctimas M accidente aéreo en grandes masas de agua o terrenos pantanosos contiguos al helipuerto, sobrevolados por los pasillos aéreos de aproximación y salida de las aeronaves comerciales. Una masa de agua o terreno pantanoso es importante si tiene una superficie superior a 650 metros cuadrados y no puede ser atravesada por vehículos de salvamento terrestre convencionales.

6.12.7. los titulares de helipuertos:

1) Coordinarán su plan con los organismos legales competentes, servicios de salvamento y extinción de incendios, personal y organizaciones médicas, los principales usuarios M helipuerto y con el resto de personas con responsabilidades según el plan.

2) En la medida de lo posible, pondrán los medios para que participen en el desarrollo M plan todos los servicios, organismos, y personal especificados en l).

3) Garantizarán que todo el personal M helipuerto, con responsabilidades y deberes según el plan, esté familiarizado con sus cometidos y esté debidamente adiestrado.

4) Revisarán el plan, al menos una vez al año, con todas las entidades con las que se ha coordinado, según l), para garantizar que todas las partes conocen sus responsabilidades y que toda la información contenida en el plan está actualizada.

5) Realizarán prácticas completas M plan de emergencia M helipuerto a intervalos que no excedan de 2 años.

6) Realizarán prácticas de emergencia parciales en el año que siga a la práctica completa de emergencia M helipuerto para asegurarse de que se han corregido las deficiencias observadas durante las prácticas completas.

6.12.8. El plan se examinará en profundidad después de un ensayo o una emergencia real, para corregir todas aquellas deficiencias observadas.

Centro de operaciones de emergencia y puesto de mando

6.12.9. Deberá contarse con un centro de operaciones de emergencia fijo y un puesto de mando móvil, para utilizarlos durante una emergencia.

6.12.10. El centro de operaciones de emergencia deberá formar parte de las instalaciones y servicios de helipuerto y deberá ser responsable de la coordinación y dirección general de la respuesta frente a una emergencia.

6.12.11. El puesto de mando deberá ser una instalación apta para ser transportada rápidamente al lugar de una emergencia, cuando sea necesario, y deberá asumir la coordinación local de las entidades que deban hacer frente a la emergencia.

6.12.12. Deberá destinarse a una persona para que asuma la dirección M centro de operaciones de emergencia y, cuando sea conveniente, a otra persona para el puesto de mando.

Sistema de comunicaciones

6.12.13. Deberán instalarse sistemas de comunicación adecuados que enlacen el puesto de mando y el centro de operaciones de emergencia entre sí y con las entidades que intervengan, de conformidad con las necesidades peculiares M helipuerto.

Ensayo del plan de emergencia

6.12.14. El plan comprenderá procedimientos para verificar periódicamente si es adecuado y para analizar los resultados de la verificación a fin de mejorar su eficacia.

6.12.15. El plan se verificará mediante:

a) prácticas completas de emergencia de helipuerto a intervalos que no excedan de dos años; y

b) prácticas de emergencia parciales en el año que siga a la práctica completa de emergencia de helipuerto para asegurarse de que se han corregido las deficiencias observadas durante las prácticas completas;

y se examinará subsiguientemente, o después de que ocurriera una emergencia, para corregir las deficiencias observadas durante tales prácticas o en tal caso de emergencia.

El objetivo de una práctica completa es asegurarse de que el plan es adecuado para hacer frente a diversas clases de emergencias. El objetivo de una práctica parcial es asegurarse de que reaccionan adecuadamente cada una de las agencias que intervienen y cada una de las partes del plan, por ejemplo el sistema de comunicaciones.

6.13. Programa de auto-inspección.

6.13.1. Se establecerá un programa de auto-inspección para comprobar que el helipuerto cumple las presentes Normas:

1) Diariamente, salvo que el Manual de Operación del Helipuerto requiera otra cosa.

2) Cuando lo exijan circunstancias especiales, como actividades de construcción, o condiciones meteorológicas que puedan afectar la seguridad de las operaciones de las aeronaves.

3) Inmediatamente después de un accidente o incidente.

6.13.2. Se proporcionarán:

1) Equipos para la realización de las inspecciones de seguridad U helipuerto.

2) Procedimientos, instalaciones y equipos para la difusión rápida y fiable de información al personal del helipuerto y a los usuarios.

3) Procedimientos para garantizar que el personal de inspección cualificado realiza las inspecciones.

4) Un sistema de información para garantizar una rápida corrección de las posibles condiciones peligrosas M belipuerto detectadas durante la inspección.

6.14. Vehículos de superficie

6.14.1. Se permitirá el acceso a las áreas de movimiento y a las áreas de seguridad solamente a aquellos vehículos de superficie que sean necesarios para la explotación del helipuerto.

6.14.2. Se establecerán y aplicarán procedimientos para que los vehículos de superficie puedan acceder, y trabajar, de forma segura y ordenada a las áreas de movimiento y de seguridad, incluyendo disposiciones que identifiquen las consecuencias de los incumplimientos con los procedimientos por parte de los empleados, usuarios o contratistas.

6.14.3. En los helipuertos controlados los vehículos circularán:

a) en el área de maniobras sólo por autorización de la torre de control del helipuerto; y

b) en la plataforma sólo por autorización de la oficina de control de plataforma.

6.14.4. Se garantizará que todos los vehículos que circulen en el área de movimiento cumplirán todas las instrucciones obligatorias dadas mediante señales, letreros y luces, salvo que en los helipuertos controlados sean autorizados de otro modo:

1) por la torre de control del helipuerto cuando el vehículo se encuentre en el área de maniobras, o

2) por la oficina de control de plataforma cuando el vehículo se encuentre en la plataforma.

6.14.5. Cuando el vehículo esté dotado de equipo de radio, se garantizará que sea establecida radiocomunicación satisfactoria en ambos sentidos con la torre de control del helipuerto antes de entrar en el área de maniobras, y con la oficina de control de plataforma designada antes de entrar en la plataforma. El conductor mantendrá continuamente la escucha en la frecuencia asignada mientras se encuentre en el área de movimiento.

6.14.6. Cuando el vehículo no esté dotado de equipo de radio, se tratará de garantizar que éste sea acompañado por un vehículo de escolta con un sistema bidireccional de comunicaciones.

6.14.7. Cuando no sea operativo instalar en el vehículo un sistema bidireccional de comunicaciones por radio o un vehículo de escolta, se garantizará la utilización de un método de controlar los vehículos aceptable para la Dirección General de Aviación Civil.

6.14.8. Se garantizará que todo empleado, usuario o contratista que conduzca un vehículo de superficie en cualquier zona M helipuerto que tenga acceso al área de movimiento, está familiarizado con los procedimientos M helipuerto para la conducción de vehículos de superficie y con las consecuencias de los incumplimientos.

6.14.9. A petición de la Dirección General de Aviación Civil, se presentará para su inspección cualquier expediente de aquellos accidentes o incidentes habidos en el área de movimiento en los que hayan estado involucrados aeronaves comerciales y/o vehículos de superficie.

6.15. Eliminación, señalización o iluminación de Obstáculos

6.15.1. Se garantizará que todo objeto situado en las zonas bajo control M helipuerto que exceda la altura, o penetre en las superficies limitadoras de obstáculos aplicables al mismo, sea retirado, señalizado o iluminado. Sin embargo, no será necesario retirar, señalizar o iluminar dichos objetos si así lo establece un estudio aeronáutico aprobado por la Dirección General de Aviación Civil.

6.15.2. Con excepción de los que por sus funciones requieran estar situados en ese lugar para fines de navegación aérea, no deberán emplazarse equipos o instalaciones en un área de seguridad o en las proximidades de calles de rodaje, si constituyera un peligro para las aeronaves.

6.16. Protección de las Ayudas a la Navegación

6.16.1. Se prohibirá la construcción de instalaciones en el helipuerto que, a criterio de la Dirección General de Aviación Civil, pudieran perturbar el funcionamiento de una ayuda a la navegación electrónica o visual o las instalaciones de control M tráfico aéreo en el helipuerto.

6.16.2. Se protegerán todas las ayudas a la navegación en el helipuerto contra actos vandálicos y robo.

6.16.3. Se impedirá, en la medida que caiga dentro M control M helipuerto, la interrupción de las señales visuales y electrónicas de las ayudas a la navegación.

6.17. Seguridad del público

6.17.1. Se proporcionarán:

1) Medios físicos adecuados para evitar la entrada en el área de movimiento de animales que por su tamaño lleguen a constituir un peligro para las aeronaves.

2) Vallas u otras barreras adecuadas para evitar el acceso inadvertido o premeditado de personas o vehículos no autorizados en una zona U helipuerto vedada al público.

Esto incluye la instalación de dispositivos adecuados en las cloacas, conductos, túneles, etc, cuando sea necesario para evitar el acceso.

6.17.2. la valla o barrera deberá colocarse de forma que separe las zonas abiertas al público del área de movimiento y otras instalaciones o zonas del helipuerto vitales para la operación segura de las aeronaves.

6.17.3. Cuando se considere necesario aumentar la seguridad, deberán despejarse las zonas a ambos lados de las vallas o barreras, para facilitar la labor de las patrullas y hacer que sea más difícil el acceso no autorizado.

6.18. Riesgos producidos por Aves

las situaciones de vuelo que presenten riesgos de colisión con aves deberán ser comunicadas a la Dirección General de Aviación Civil.

Cuando se identifique un peligro de choque con aves en un helipuerto, la Dirección General de Aviación Civil, en consulta con el titular del mismo, determinará las medidas a tomar para disminuir el número de aves que constituyen peligro para las aeronaves, utilizando medios para ahuyentarlas del helipuerto o de sus proximidades; en caso necesario, la Dirección General de Aviación Civil aplicará las servidumbres de protección legalmente previstas.

También podrán aplicarse tales servidumbres para impedir que se instalen en el helipuerto, o en sus proximidades, vertederos de basura, o cualquier otra fuente que atraiga a las aves, a menos que un estudio apropiado indique que es improbable que dé lugar a un problema de peligro de colisión con aves.

6.19. Suministro de información sobre el estado del helipuerto

6.19.1. la información sobre el estado del área de movimiento y el funcionamiento de las instalaciones relacionadas con la misma se proporcionará a las dependencias apropiadas del servicio de información aeronáutica y se comunicará cualquier otra información de similar importancia para las operaciones a las dependencias de los servicios de tránsito aéreo, para que dichas dependencias puedan facilitar la información necesaria a las aeronaves que lleguen o salgan. Esta información se mantendrá actualizada y cualquier cambio se comunicará sin demora.

6.19.2. Para cumplir con 6.19.l., se utilizará el sistema NOTAM y, según proceda, otros sistemas y procedimientos siempre que sean aceptables para la Dirección General de Aviación Civil.

6.19.3. Se vigilarán las condiciones del área de movimiento y el funcionamiento de las instalaciones relacionadas con las mismas, y se darán informes sobre cuestiones de importancia operacional, o que afecten a la performance de las aeronaves, particularmente respecto a lo siguiente:

1) Trabajos de construcción o de mantenimiento.

2) Existencia de objetos o partes irregulares o deterioradas de las superficies utilizadas por las aeronaves.

3) Presencia de nieve, nieve fundente, hielo o agua sobre tales superficies.

4) Avería o funcionamiento irregular de las ayudas visuales instaladas.

5) Avería de la fuente normal o secundaria de energía eléctrica.

6) Riesgos de aves que no hayan sido resueltos.

7) No disponibilidad de los medios de salvamento y extinción de incendios requeridos.

8) Cualquier otra circunstancia incluida en el Manual de Operación de Helipuerto, que de alguna manera pueda afectar negativamente a la seguridad de las operaciones.

 

CAPÍTULO 7. UTILIZACIÓN DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN TIERRA-AIRE EN AERÓDROMOS CONTROLADOS

7.1. Canal compartido.

la Dirección General de Aviación Civil habilitará un canal de la banda aeronáutica VHF de comunicaciones aeroterrestres para su común utilización en los aeródromos no controlados de uso público.

7.2. Autorización del canal compartido.

los helipuertos no controlados de uso público que deseen utilizar este canal común lo solicitarán a la Dirección General de Aviación Civil, la cual resolverá atendiendo a la actividad aérea y demás circunstancias M aeródromo solicitante.

7.3. Limitación del alcance.

El carácter de canal compartido exige que se limiten al máximo el tiempo de utilización y el alcance de la radiocomunicación. la limitación del alcance de la estación terrestre se conseguirá limitando el nivel de potencia radiada, mientras que la limitación del alcance de la estación de aeronave se obtendrá limitando su uso al ámbito del circuito del aeródromo.

7.4. Naturaleza de los mensajes y rendimiento del canal.

En cuanto a la limitación del tiempo de utilización provendrá, de una parte, de que por el canal sólo se podrán cursar mensajes de naturaleza operacional y, de otra, de la autodisciplina para obtener el máximo rendimiento de canal.

7.5. Características de la emisión.

la potencia autorizada en el transmisor terrestre será de cinco watios y las características de la emisión cumplirán las especificaciones pertinentes del Anexo 10 de la OACI.

7.6. Operador.

Durante el período de actividad, la operación de la estación estará, en todo momento, a cargo de un radiooperador legalmente calificado.

7.7. Retirada de la autorización.

la Dirección General de Aviación Civil podrá retirar la autorización de uso M canal, en caso de grave incumplimiento de alguna de las limitaciones anteriores.

7.8. Identificación de la estación terrestre.

la estación terrestre se identificará mediante la designación M aeródromo, seguida de la palabra RADIO.

 

CAPÍTULO 8. CONEXIÓN A LA RED AFTN

8. 1 Conexión a la red AFTN.

los helipuertos de uso público que deseen conectarse a la red AFTN lo podrán solicitar a la Dirección General de Aviación Civil, la cual resolverá tomando en cuenta las características N helipuerto y las disponibilidades del Centro de Retransmisión automática de Mensajes (CRAM) de AENA.

8.1.1. En el caso de autorización, los gastos de instalación y funcionamiento (tanto del equipo del aeródromo como de la linea y de la parte alícuota asignada del CRAM) serán soportados por el helipuerto peticionario.

8.1.2. A tal fin, en la comunicación de la autorización, la Dirección General de Aviación Civil hará constar el coste anual de la parte alícuota del CRAM, la fórmula de corrección por inflación y los períodos de facturación de AENA.

CAPÍTULO APÉNDICE 1

EJEMPLO DEL CONTENIDO DEL DOCUMENTO DEL PLAN DE EMERGENCIA

Sección 1. NÚMEROS TELEFÓNICOS DE EMERGENCIA

Esta sección debería limitarse a los números telefónicos esenciales, de conformidad con las necesidades del emplazamiento, incluso:

1) Servicios de tránsito aéreo;

2) Servicios de salvamento y extinción de incendios (departamentos);

3) Policía y seguridad;

4) Servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos (comercia lesíresiden ciales).

5) Explotadores de aeronaves;

6) Autoridades gubernamentales;

7) Defensa civil; y

8) Otros.

Sección 2. ACCIDENTE DE AVIACIÓN EN EL AERODROMO

1) Medidas que han de tomar los servicios de tránsito aéreo (torre de control de aeródromo 0 servicio de información de vuelo del aeródromo);

2) Medidas que han de tomar los servicios de salvamento y extinción de incendios;

3) Medidas que han de tomar los servicios de policía y seguridad;

4) Medidas que ha de tomar la autoridad del aeródromo:

a) Escolta de vehículos;

b) Mantenimiento.

5) Medidas que han de tomar los servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos.

6) Medidas que ha de tomar el explotador de aeronaves interesado;

7) Medidas que ha de tomar el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mando móvil;

8) Medidas que han de tomar las autoridades gubernamentales;

9) Red de comunicaciones (centro de operaciones de emergencia y puesto de mando móvil);

10) Medidas que han de tomar las dependencias interesadas en los acuerdos de emergencia de ayuda mutua;

11) Medidas que han de tomar las autoridades de transporte (terrestre, marítimo, aéreo);

12) Medidas que ha(n) de tomar el(los) funcionario(s) de información pública;

13) Medidas que han de tomar los departamentos locales de extinción de incendios cuando se involucren estructuras; y

14) Medidas que han de tomar todas las demás dependencias.

Sección 3. ACCIDENTE DE AVIACIÓN FUERA DEL AERÓDROMO

1) Medidas que han de tomar los servicios de tránsito aéreo (torre de control de aeródromo);

2) Medidas que han de tomar los servicios de salvamento y extinción de incendios;

3) Medidas que han de tomar los departamentos locales de extinción de incendios;

4) Medidas que han de tomar los servicios de policía y seguridad;

5) Medidas que ha de tomar la autoridad aeroportuaria;

6) Medidas que han de tomar los servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos.

7) Medidas que han de tomar las dependencias participantes en acuerdos de emergencia de ayuda mutua;

8) Medidas que ha de tomar el explotador de aeronaves interesado;

9) Medidas que han de tomar el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mando móvil;

10) Medidas que han de tomar las autoridades gubernamentales;

11) Redes de comunicaciones (centro de operaciones de emergencia y puesto de mando móvil);

12) Autoridades de transporte (terrestre, marítimo y aéreo);

13) Medidas que ha de tomar el funcionario de información pública; y

14) Medidas que han de tomar todas las demás dependencias.

Sección 4. MAL FUNCIONAMIENTO DE AERONAVES EN VUELO (EMERGENCIA GENERAL O ALARMA DE EMERGENCIA LOCAL)

1) Medidas que han de tomar los servicios de tránsito aéreo (torre de control de aeródromo);

2) Medidas que han de tomar los servicios de salvamento y extinción de incendios;

3) Medidas que han de tomar los servicios de policía y seguridad;

4) Medidas que ha de tomar la autoridad del aeródromo;

5) Medidas que han de tomar los servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos.

6) Medidas que ha de tomar el explotador de aeronaves interesado;

7) Medidas que han de tomar el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mando móvil; y

8) Medidas que han de tomar todas las demás dependencias.

Sección 5. INCENDIOS ESTRUCTURALES

1) Medidas que han de tomar los servicios de tránsito aéreo (torre de control de aeródromo);

2) Medidas que han de tomar los servicios de salvamento y extinción de incendios (departamentos locales de extinción de incendios);

3) Medidas que han de tomar los servicios de policía y seguridad;

4) Medidas que ha de tomar la autoridad del aeródromo;

5) Evacuación de la estructura;

6) Medidas que han de tomar los servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos.

7) Medidas que han de tomar el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mando móvil;

8) Medidas que ha de tomar el funcionario de información pública; y

9) Medidas que han de tomar todas las demás dependencias.

Sección 6. SABOTAJE, INCLUSO AMENAZAS DE BOMBAS (AERONAVE O ESTRUCTURA)

1) Medidas que han de tomar los servicios de tránsito aéreo (torre de control de aeródr

2) Medidas que han de tomar el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mand

3) Medidas que han de tomar los servicios de policía y seguridad;

4) Medidas que ha de tomar la autoridad del aeródromo;

5) Medidas que han de tomar los servicios de salvamento y extinción de incendios;

6) Medidas que han de tomar los servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos.

7) Medidas que ha de tomar el explotador de aeronaves interesado;

8) Medidas que han de tomar las autoridades gubernamentales;

9) Puesto de estacionamiento de aeronaves aislado;

10) Evacuación;

11) Búsqueda;

12) Manipulación e identificación del equipaje y de la carga a bordo de la aeronave;

13) Manipulación y disposición de presuntas bombas;

14) Medidas que ha de tomar el funcionario de información pública; y

15) Medidas que han de tomar todas las demás dependencias.

Sección 7. APODERAMIENTO ILÍCITO DE AERONAVES

1) Medidas que han de tomar los servicios de tránsito aéreo (torre de control de aeródromo);

2) Medidas que han de tomar los servicios de salvamento y extinción de incendio;

3) Medidas que han de tomar los servicios de policía y seguridad;

4) Medidas que ha de tomar la autoridad U aeródromo;

5) Medidas que han de tomar los servicios médicos:

a) Hospitales;

b) Ambulancias;

c) Médicos.

6) Medidas que ha de tomar el explotador de aeronaves interesado;

7) Medidas que han de tomar las autoridades gubernamentales;

8) Medidas que han de tomar el centro de operaciones de emergencia y el puesto de mando móvil;

9) Puesto de estacionamiento de aeronaves aislado;

10) Medidas que ha de tomar el funcionario de información pública; y

11) Medidas que han de tomar todas las demás dependencias.

Sección 8. INCIDENTE EN El AERÓDROMO

Un incidente en el aeródromo podría requerir cualquiera o todas las medidas detalladas en la Sección 2 "Accidente de aviación en el aeródrorno". los ejemplos de incidentes que la autoridad del aeródromo debería considerar incluyen derrame de combustible en la rampa, en la pasarela de embarque de pasajeros y en el área de almacenamiento de combustible; sucesos que entrañen mercancías peligrosas en áreas de manipulación de carga; derrumbamiento de estructuras; colisiones vehículoslaeronaves, etc.

Sección 9. PERSONAS CON AUTORIDAD, FUNCIONES EN EL EMPLAZAMIENTO

Deben comprender, aunque no limitarse a, las siguientes, de conformidad con necesidades locales:

En el aeródromo:

1 ) Jefe de bomberos del aeródromo;

2) Autoridad del aeródromo;

3) Policía y seguridad - oficial a cargo; 4) Coordinador médico.

Fuera del aeródromo:

1) Bombero principal de la localidad;

2) Autoridad gubernamental;

3) Policía y seguridad - oficial a cargo.

la persona al mando en el lugar será designada según se requiera de conformidad con el acuerdo previo de emergencia de ayuda mutua.

la experiencia indica que la confusión en identificar el personal al mando en caso de accidente, constituye un grave problema. Para superarlo se sugiere que, para facilitar la identificación, se entreguen al personal de mando cascos y chalecos de lona con letreros reflectantes distintivos en pecho y espalda. Se recomiendan los siguientes colores y letreros:

ROJO JEFE DE EXTINCIÓN DE INCENDIOS
AZUL JEFE DE SEGURIDAD
BLANCO (CON LETRAS ROJAS) COORDINADOR MÉDICO
ANARANJADO INTERNACIONAL ADMINISTRACIóN DEL AERóDROMO
VERDE LIMÓN OFICIAL DE TRANSPORTE
MARRÓN OSCURO JEFE FORENSE